top of page

11 hábitos de personas súper saludables



Bebe agua en abundancia


Puede hacer muchas cosas buenas por ti. Mantenerte hidratado está en la parte superior de la lista, ya que también puede ayudarte a perder peso. ¿Otra razón para elegir tomar agua natural? Las bebidas azucaradas están relacionadas con la obesidad y la diabetes tipo 2. Si no eres fanático del agua corriente, agrega sabor con rodajas de naranja, limón, lima, sandía o pepino.


Desayuna


Es importante por muchas razones. Acelera tu metabolismo y te impide comer en exceso más tarde. Además, los estudios muestran que los adultos que comen un desayuno saludable obtienen mejores resultados en el trabajo, y los niños que comen por las mañanas, obtienen un mejor rendimiento académico. Si un platillo pesado no es lo mejor para ti, desayuna ligero. Basta con una barra de granola o una fruta para comenzar el día. Simplemente no omitas el desayuno.


Planifica tus comidas


Te ayudará a ahorrar tiempo y dinero a largo plazo. Tomate un momento, siéntate y considera tus objetivos y necesidades. ¿Quieres perder peso? ¿Reducir el consumo de azúcar, grasas o carbohidratos? Añadir proteínas o vitaminas? La preparación de comidas te mantiene en control. Sabes lo que estás comiendo y cuándo. Una ventaja: será mucho más fácil evitar esas donas en el comedor del trabajo.


Tómate tu tiempo para poder hacer ejercicio


No te limites a tomar otra taza de café para obtener energía, levántate y muévete. Haz algunas sentadillas o estiramientos profundos. Es genial para tu cuerpo y mente. Solo caminar 30 minutos cinco veces a la semana puede ayudar a mantener a raya la tristeza. Y si no puedes hacer esos minutos de manera continua, caminar de manera intermitente también ayuda.


Desconéctate de redes sociales


¿Revisas mucho tu Facebook y otras redes sociales? Claro, las últimas actualizaciones de tus amigos y familiares están a solo un clic de distancia, pero ¿realmente necesitas ver fotos de la última comida de tu prima o de los paseos de tus amigos? Déjalo esperar hasta la mañana. Establece una hora para dejar el teléfono a un lado. Cuando reduces tu tiempo de pantalla (el tiempo que dedicas a estar en tu página de inicio de Instagram), te libera para poder hacer otras cosas. Sal a caminar, lee un libro o ayuda a tu familia a preparar la siguiente comida.


Aprende algo nuevo


Aprender nuevas habilidades ayuda a mantener tu cerebro saludable. Regístrate para una clase de yoga, haz pesas o aprende a bailar. Mejor aún, domina un nuevo idioma o proponte leer un nuevo libro. El trabajo mental que conlleva todo esto puede retrasar los signos del envejecimiento e incluso puede retrasar los efectos de del Alzheimer.


Duerme bien


Hay demasiados beneficios para enumerar. Una buena noche de sueño te mantiene de mejor humor, agudiza la memoria y la concentración, y te ayuda a aprender cosas nuevas. A largo plazo, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y te ayuda a mantenerte en forma. Trata de dormir de 7 a 9 horas aproximadamente por noche. Trata de dormir y despertar a la misma hora para crearte de un hábito nuevo.


Entrena tus músculos


El entrenamiento de fuerza ayuda a tu cuerpo reducir grasas para obtener masa muscular. Aunque estos entrenamientos también pueden ayudarte a adelgazar, si eso es lo que buscas, además, fortalece tu corazón y fortalece tus huesos. Haz ejercicios de entrenamiento de fuerza, como flexiones, abdominales y levantamiento de pesas, al menos dos veces por semana.


Ve al aire libre


Unos pocos minutos al sol aumentan los niveles de vitamina D, y eso es bueno para los huesos, el corazón y el estado de ánimo. Además, estar afuera significa que es más probable que muevas tu cuerpo en lugar de mantenerte frente al televisor o sentado con tu teléfono móvil. Ir al aire libre te permite respirar aire fresco, además de lo rico que se siente estirarte frente al sol. Claro, no olvides de usar tu protector solar para cuidarte de los rayos UV


Mantente en equilibrio


No importa la edad que tengas, un buen equilibrio significa un mejor tono muscular, un corazón más saludable y una mayor confianza en ti mismo. El yoga y el tai chi son excelentes formas de trabajar en él, pero cualquier cosa que te mantenga en movimiento, incluso caminar, puede ayudar. Lo más importante es comenzar el hábito.


Se consciente de tu entorno


Puede significar meditar o simplemente detenerte para oler las flores, mirar tu entorno y escuchar alrededor. Independientemente de cómo lo hagas, los estudios demuestran que la atención plena reduce el estrés, alivia el dolor y mejora el estado de ánimo. Un estudio encontró que 8 semanas de meditación regular pueden cambiar partes del cerebro relacionadas con las emociones, el aprendizaje y la memoria. Incluso lavar los platos puede ser bueno para tu cerebro, siempre que lo hagas con atención.

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page